En el ojo del huracán

En la primavera marveliana de 1984, los sobresaltos se sucedían a ritmo vertiginoso. Justo una semana después de la muerte del Guardián, los Nuevos Mutantes tomaban el relevo en el ojo del huracán creativo, experimentando una suerte de “segunda génesis“… ¡A partir de ese momento, los Bebés-X ya nunca más volverían a serlo!

17 de Abril. Iron Man # 184 USA traslada la acción a Silicon Valley, continuando con el lento proceso de rehabilitación de Tony Stark mientras Rhodey se convierte en el objetivo de Zodiaco. Denny O’Neil no mantenia una colaboración tan estrecha con el dibujante Luke McDonnell en Iron Man como la que disfrutaba con David Mazzuchelli en Daredevil. Sus contactos eran preferentemente con Mark Gruenwald, el editor de la cabecera americana del vengador dorado. O’Neil confiaba plenamente en los vastos conocimientos marvelianos de Gru, lo cual explica que casi todos los villanos que pululaban por la colección surgieran de las propuestas formuladas por su camarada profesional. ¡Eso sí, Denny se vanagloriaba de que Obadiah Stane había sido una creación original suya!

1

Por su parte, Marvel Team-Up # 143 USA reúne a Spidey con Zorro Estelar para acudir al rescate de la Capitana Marvel. El guión llevaba la firma de David Michelinie y la parcela gráfica la cubría el habitual Greg Laroque… excepto la splash page inicial de la Capitana Marvel, que ilustró Bill Sienkiewicz pese a no figurar en los créditos. ¡Toda una rareza! El otro título arácnido de la semana, Peter Parker the Spectacular Spider-Man #92 USA, serviría a Al Milgrom para hacer debutar a La Respuesta, un villano que ya se había dejado ver entre sombras en el número anterior. Sus poderes “respondían” a lo que pudiera necesitar en un determinado momento del combate, de ahí su alias.

Finalmente, Star Wars # 85 USA saca a relucir la faceta más entrañable de Chewacca, desvelando que incluso los wookies más curtidos pueden deprimirse cuando añoran a su familia. ¡Ahora se entiende a qué venían tantos gruñidos suyos en los films! Han Solo y Lando Carlissian también participaban en esta liviana aventura escrita por Mary Jo Duffy, con dibujos a cargo de Bob McLeod y Tom Palmer.

2

24 de Abril. The New Mutants # 18 USA se revoluciona con la llegada de Bill Sienkiewicz. La editora Ann Nocenti buscaba algo diferente, ¡y vaya que si lo encontró! Aquí lo más fácil sería decir que el comic fue recibido con oleadas indescriptibles de entusiasmo por la parroquia marveliana de la época, pero lo cierto es que hubo división de opiniones. El propio Sienkiewicz reconocería que los lectores que se ganaron por un lado se perdieron por el otro. En alguna ocasión, Jim Shooter llegó a convocarle en su despacho para leerle personalmente las cartas negativas que se recibían en el Bullpen, con la vana esperanza de que el artista tomara nota y se controlara un poco.

El Warlock tecno orgánico tampoco escapó a la polémica: mientras algunos alucinaban con su enloquecido diseño, otros no regatearon críticas al “usurpador” que se había atrevido a apropiarse de un nombre que en justicia le pertenecía a cierto héroe cósmico llamado Adam (¡por más que en aquella época todavía siguiera kaput!). El que esto suscribe siempre ha visto al personaje como la versión marveliana de los cartoons de Tex Avery, pero Sienki indica que también se dejó influir por el estilo de Sergio Aragonés a la hora de darle forma.

En un principio, Sienkiewicz había rechazado el ofrecimiento que le habían transmitido desde la oficina editorial mutante para dibujar The Uncanny X-Men. Sin embargo, Chris Claremont venció su resistencia sugiriéndole que se encargara únicamente de un arco argumental de The New Mutants, a modo de prueba. El enfoque de la saga del Oso Místico parecía perfecto para que experimentara a sus anchas, cosa que no hubiera podido hacer en la serie principal de la Patrulla-X.

Cuando a continuación le propusieron mantenerse como artista fijo de la colección, Sienkiewicz sólo tardó treinta segundos en responder afirmativamente, porque se dio cuenta de que echaba a faltar la dinámica de los comic books mensuales. Claremont quedó tan impresionado con su trabajo que en los primeros episodios se esforzó por no recargar de textos los guiones, tratando de interferir lo menos posible con las ilustraciones.

Según confirmaría Sienkiewicz, Chris Claremont tenía previsto deshacerse permanentemente de Danielle Moonstar, pero él logró disuadirle tras dejarle claro que disfrutaba mucho dibujando a la joven cheyene. A destacar asimismo que este cómic registra la primera aparición de Rachel Summers en el Universo Marvel del presente.

1d

Vamos a retomar ahora el comentario que en su momento dejamos pendiente a propósito de Daredevil # 209 USA, episodio escrito por Arthur Byron Cover a partir de una premisa argumental de Harlan Ellison. En esta secuela del número anterior, el protagonismo recae en un ejército de niñas robóticas que persiguen incansablemente al Hombre sin Miedo. A lo largo de la historia, DD tendrá que ir “liquidando” a estas criaturas clónicas de apariencia angelical, sirviéndose de métodos no demasiado ortodoxos. Por ejemplo, a una la empuja para que caiga por el hueco de un ascensor y a otra está a punto de arrojarla por una alcantarilla. ¡En ese punto de humor negro radica la gracia del relato! David Mazzuchelli ya se quedaría como dibujante regular, y aquí ilustró su primera portada del cuernecitos.

secret-wars-zsaji

Donde no hacía acto de presencia Daredevil era en las Guerras Secretas… mayormente porque la juguetera Mattel no mostró interés alguno en sacar una figura articulada suya para la tanda inicial de juguetes de la serie. La cuarta entrega de la macrosaga introducía a la sanadora alienígena Zsaji, por cuyas atenciones extraprofesionales pronto se desvivirían tanto la Antorcha Humana como Coloso.

Convendría recalcar que la idea inicial que Shooter barajaba era que Zsaji sedujera al recién casado Ojo de Halcón. Así quedaba explicitado en un artículo que incluyó la revista Marvel Age para promocionar las Guerras Secretas. Lo que se indicaba en el texto es que una nueva tentación en el Mundo de Batalla “amenazaría la seguridad y el amor” del arquero. Sin embargo, a la postre dicho planteamiento acabaría siendo descartado: que Clint Barton le pusiera los cuernos a la pobre Bobbi Morse de aquella manera no sólo atentaba contra las normas morales imperantes en los superhéroes de aquella época, sino que además podría haber hecho fruncir el ceño al Comics Code. ¡Bastante jaleo había habido ya a cuenta de Chaqueta Amarilla y la Avispa! La solución que se sacó Shooter de la manga consistió en sustituir a Ojo de Halcón por Coloso. Ello le permitía matar dos pájaros de un tiro y finiquitar la potencialmente conflictiva relación que Peter Rasputin estaba manteniendo con Kitty Pryde. No olvidemos que ella era entonces una adolescente de catorce años, apenas una niña. Y su diferencia de edad con el adulto Coloso quedaba aún más acentuada debido a la corpulencia del gigantón ruso. Haciendo valer la autoridad inherente a su cargo de director editorial, la opción más prudente era cortar por lo sano aquel romance… con una ayudita de la vaporosa Zsaji.

Para dar un respiro a los desbordados Mike Zeck y John Beatty, este número y el siguiente se asignaron a Bob Layton. Incluso se comentó que este podría llegar a dibujar algún episodio más en caso de ser necesario, pero no hizo falta.

3

Cerramos capítulo con Dazzler # 33 USA, un insólito tributo discotequero al Thriller de Michael Jackson. En realidad, el cantante que aparece en el tebeo se llama Ted Lingard… y la canción se rebautiza como Chiller. ¡Pero la portada de Sienkiewicz difícilmente deja lugar a las dudas!

DAZZ33_Teddy3

El team-up del Rey del Pop y Alison Blaire quedaría inmortalizado en las páginas interiores del cómic, con dibujos de M.D. Bright y Vince Colletta. Obsérvese el guiño al cineasta John Landis, autor del célebre videoclip de Thriller: “¡Eh, tal vez el tipo que dirigió Un hombre lobo americano en Londres se encuentre disponible!”

Aparte de escribir este número, Mike Carlin haría doblete está semana sustituyendo a John Byrne como guionista de The Thing # 14 USA.

4

27 de Abril. Aventura y fantasía en un contexto histórico constituían los principales ingredientes de Amazing High Adventure # 1 USA, una antología de relatos autonconclusivos que venía a llenar el hueco dejado por la desaparición de la revista Bizarre Adventures. ¡Como podéis comprobar, la portada también era de Sienkiewicz, que parecía multiplicarse por doquier en las publicaciones marvelianas de aquel mes! Lo más interesante de esta primera entrega es el episodio de Steve Englehart y John Severin centrado en la figura de Oliver Cronwell. También colaboraban Ann Nocenti, Tony Salmons, Mike Carlin, Gerry Talaoc, Louise Simonson y Steve Leialoha, oficiando Carl Potts como editor. A pesar de que la calidad media del material incluido no era precisamente para tirar cohetes, este one-shot de 48 páginas a color tuvo continuidad en un segundo especial comercializado en 1985, tras el que seguirían otros tres números más repartidos a lo largo del verano de 1986. ¡Una periodicidad casi tan ecléctica como los contenidos del comic!

Miguel G. Saavedra

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.